viernes, 20 de octubre de 2006

Pequeñeces


No siempre son las grandes ilustraciones los trabajos de los que me siento más satisfecho. Las ilustraciones "importantes" van muchas veces cargadas de un exceso de trascendencia que mantiene el pulso más o menos contenido y termina notándose en el resultado.
A menudo es en los dibujos más sencillos, como sucede en los apuntes rápidos, cuando, sin la presión de querer ser más o menos genial, tengo la sensación de dar en la diana.


Quizá el secreto esté en la sencillez, en la despreocupación, en el trazo o en un color acertado, pero, a veces cuando repaso los dibujos que voy haciendo, me detengo, una y otra vez en pequeños trabajos como estos, dibujados casi sin pensar, que contienen algo que me gustaria ser capaz de racionalizar para trasladarlo a trabajos más "monumentales".

2 comentarios:

cayetanosdondestás dijo...

Parecen escenas rescatadas de libros de texto.

Seguí dijo...

Lo son, querido Watson.