lunes, 22 de junio de 2009

Caos 13








Es evidente que, debido al tamaño de reproducción, es imposible apreciar algunos detalles del color. También soy consciente de que buena parte de esos matices se perderán en su paso al papel, donde, en el mejor de los casos y gracias al savoir faire del impresor, quedará una impresión -valga la redundancia-general.

Así pues, a modo de curiosidad, compartamos estos 6 zooms a algunas viñetas de la página 13.

¿Por qué es tan difícil, casi siempre, conseguir la frescura y concisión general en la pincelada que uno alcanza, sin proponérselo, en algunos detalles de la viñeta?

He de confesar que resulta frustrante darse cuenta de que se puede ser más efectivo cuando no se es consciente de ello que cuando ponemos en ello todos nuestros sentidos.

¿Será que la eficiencia de los sentidos está sobrevalorada, y para ciertas cosas, dicen, es mucho mejor usar el estómago?

3 comentarios:

Melchor Mombo dijo...

Me tienen hechizadas las soluciones con el color en estos dos últimos libros. Tanto que he comenzado a hacer pruebas - modestas - en esa dirección. Y es cierto lo que comentas de la pérdida del detalle y de que el gesto más visceral consigue mejores resultados. Yo siempre he sido muy "pulcro" en mi coloreado y esta opción es como muy "pictórica".
Ah, y sigo rastreando en Photoshop en busca de algunos de los pinceles que usas :))
Enhorabuena por tu trabajo.

jeremy Charpentier dijo...

love the atmosphere

Marcos Mateu dijo...

Feina extraordinaria Tomeu, i justament premiada. Fantastiques ambientacions.