jueves, 17 de septiembre de 2009

caos 18


Algunos apuntes para la creación del personaje femenino protagonista.
Me pilla un poco tarde para convertirme en un especialista en dibujar caracteres femeninos. Ahora es cuando envidio la facilidad de algunos para dibujar esas mujeres que después muchos deseamos. No tan sólo por las infinitas colas de aficionados buscando dedicatoria (que también).
Lo confieso: No sé dibujar mujeres sexys. A duras penas, me salen mujeres de carne y hueso que nunca serán protagonistas de portadas que levanten pasiones ni decoren el fondo de una taquilla. Como mucho parecen mujeres reales. Y eso me salva.
Así que sufro intentando que Vanessa (así se llama la protagonista de la historia) tenga ese punto de morbo que pide el guión, e intento inspirarme, ayudándome de las facciones de alguna que otra actriz, soñando, no ya en ser otro Milo Manara... Sino conseguir al menos que mis mujeres tengan la mitad de morbo que las mujeres bajitas de Dave Cooper poseen.
A sudar tocan.