viernes, 28 de enero de 2011

Umbra 16

... y, en medio de todo, éste caos:



A menudo, tocando tantos palos a la vez, uno tiene la sensación de que los trabajos no avanzan. Afortunadamente al menos, parecen no detenerse.
Ya falta otra menos para la mitad (hay que darse ánimos cómo sea!)...