viernes, 29 de abril de 2011

En la variedad...

A mi amigo Florentino, que hace una fabada de 5 tenedores y unas críticas inmisericordes no le ha gustado nada "Hágase el Caos".

Florentino tiene siempre un criterio bastante acertado. Por eso le he pedí que presentara algunos trabajos míos: "El sueño de México" y "Las serpientes ciegas", aún a riesgo de recibir alguna de sus collejas. Y, si hubiéramos hecho una presentación en Baleares de este último álbum, igual le hubiera pedido que repitiera.

Florentino no es un tipo de medias tintas. Es como el Pérez Reverte de los críticos. A la que te despistas: Zasca! y, a pesar de que no siempre esté del todo de acuerdo con sus opiniones, me parece cojonudo que diga siempre lo que le parece independientemente de amistades. Aunque por amistad, estoy seguro, evitó darle más protagonismo a su crítica, camuflándola en medio de otra entrada de su blog. Cosa que le agradezco. Aunque me guste la pluralidad, uno no es masoca.

Confieso que me ha sido más fácil recuperarme del golpe porque hasta él, la mayoría de las opiniones -de editores y de lectores- han sido más bien halagadoras.

En fin, hay que saber estar a las verdes y a las maduras. No siempre serán buenas críticas. Escuchar las malas ayuda a que no se te descontrole la vanidad. Y, siempre, a mejorar.

2 comentarios:

Gabi Beltrán dijo...

Acostándose con su enemigo.

4ojos dijo...

Eso es un amigo!