jueves, 25 de julio de 2013

Dos amores a la vez...



Desde hace muchos meses, mi día a día se limita a poco más que a sentarme a primera hora frente a la mesa de dibujo o al ordenador y a ir hilvanando viñetas hasta que llega la noche para las dos obras en las que simultáneamente ando inmerso: el segundo volumen de Historias del Barrio, con guión de Gabi Beltrán; y el nuevo trabajo con Felipe Hernández Cava, titulado (provisionalmente) Las manos oscuras del olvido, con el terrorismo de ETA en primer plano, pero sobre el olvido a las víctimas de cualquier conflicto como telón de fondo.


No sé qué hace que uno sienta que lo que tiene entre manos es un material especial, pero tengo la certeza en ambos casos de que así es. La capacidad de Gabi para recrear su dura juventud con "sentido y sensibilidad", como ya hizo en el primer volumen, queda patente en las tres historias que llevamos acabadas de esta nueva entrega; y no voy a descubrir la pólvora por alabar nuevamente la escritura de Felipe H. Cava como uno de nuestros mejores guionistas, pero creo que en este guión se supera a sí mismo y es de lo mejor que he leído suyo.

La fortaleza de ambos guiones me da cierta calma respecto a la parte que me toca. Puedo alternar de una obra a otra, de un estilo a otro sin dificultad. Únicamente siento que debo esforzarme en intentar que mi escritura gráfica acompañe, de la mejor manera que sepa, el desarrollo de la historia. Cuadro a cuadro, página tras página.

Si lo consigo o no, será algo que ya se escapa de mis manos y que deberé esperar a saberlo a que ambos trabajos lleguen a manos de vosotros, los lectores.

En eso estamos.



2 comentarios:

Ana Cañete dijo...

amb moltes ganes de gaudir-los Tomeu!

Una abraçada

Pau dijo...

Fantástica viñeta, Tomeu!