martes, 21 de enero de 2014

LES MAINS OBSCURES DE L'OUBLI

Abandonado he tenido este blog desde la pasada entrada de COMIC NOSTRUM 2013.

Digamos que no hay más excusa que el trabajo ha saturado mis ganas de hablar del trabajo. Así de simple. Intentemos poner remedio a ello hablando de la primera liberación:

El nuevo libro con Felipe H. Cava, ya está a punto. Dargaud prepara su publicación en marzo y su posible presentación en el QUAIS DU POLAR, el Festival de novela negra de Lyon.



Recién he recibido las pruebas de cubiertas del libro. Si os preguntáis dónde está el título, deciros que irá en barniz brillante transparente sobre la figura.

También dejo aquí estas líneas de Felipe que hablan por sí solas de lo que os espera a quienes os acerquéis a leerlo:


Las oscuras manos del olvido.

Aunque en alguna ocasión ha sido abordado, y muy colateralmente, el asunto de ETA en la historieta española, es la primera vez que un cómic se acerca con cierta profundidad a esa historia.

Para ello, y tras un armazón de suspense (un mafioso marsellés, recién salido de la cárcel, que tiene que cumplir un encargo pendiente: el que le hizo un empresario vasco, sometido a extorsión por la banda terrorista, en el caso de que él o su familia fallecieran en un atentado, lo que ha sucedido mientras permanecía encerrado), decidimos optar desde un primer momento por poner el principal foco de atención en las víctimas: la familia del muerto, el guardaespaldas que resultó mutilado, el guardia civil traumatizado por su servicio durante los años de plomo en el País Vasco, la profesora universitaria exiliada por las presiones de los intolerantes… Porque, como el título que hemos prestado tomado de Quevedo, ese olvido que acaba barriendo tantas cosas siempre se lleva por delante, y en primer lugar, el recuerdo de los más inocentes (asunto que, por su propia biografía, mortifica al protagonista).

El segundo foco del relato ilumina a una sociedad moralmente enferma que, ajena a la expansión de esta forma de peste, que alimenta una concepción sentimental y falsa de la patria, bien fuera por miedo, bien fuera por comodidad, decidió en un momento dado mirar hacia otro lado y desentenderse de lo que estaba sucediendo.

Y el tercer foco alumbra algunos de los mecanismos del Poder político, a veces participando en una guerra sucia que le colocaba éticamente a la misma altura de sus enemigos (los GAL), a veces planeando acuerdos en la sombra para lograr una convivencia temporal en paz, aunque la libertad haya de ser sacrificada.

Se trata, pues, de un álbum que rinde homenaje a las víctimas de la Historia, aquellas que perecen cuando las pestes de toda índole y motivación invaden las tierras y contaminan mortalmente a los hombres y mujeres dormidos que olvidaron ya la anterior epidemia.


Viendo los titulares sobre el asunto de ETA que abarrotan las páginas en los diarios o las discusiones en las tertulias, no será un libro cómodo ni para la izquierda ni para la derecha en este país de blanco o negro, pero es un libro honesto. 

Si es bueno o malo será algo que podréis valorar muy pronto: Norma tiene prevista su presentación para el mes de abril. Sant Jordi nos espera.